Coro Parroquial de Jóvenes, Alboraya

 

Historia:

Nuestro coro nació, hace más de 25 años, con la intención de acercar la liturgia y la eucaristía de un modo más vivencial y cercano a todos los feligreses de la Parroquia. Ya funcionaba como tal el coro de adultos, que tanto hace por nuestra Parroquia, basándose principalmente en los cantos del "Cantoral litúrgico nacional".

Un pequeño grupo de jóvenes, con muchas ganas, quiso darle a las celebraciones un tono más "moderno" y festivo con cantos más juveniles y dinámicos. Comenzaron cantando en las misas de jóvenes de los domingos y consiguieron, con su esfuerzo y ganas de hacerlo bien, ganarse un hueco en algunas de las misas más importantes del año litúrgico hasta la actualidad: Semana santa, Día de la Parroquia, oraciones comunitarias de Adviento y Cuaresma, preparar la Hora Santa del Jueves Santo desde 2006 e incluso realizar 2 Musicales-Concierto diferentes y representarlos en varias ocasiones en diversos lugares, llegando a respresentarlo fuera de nuestro pueblo. Además, también hemos ambientado con nuestra música bodas, bautizos y comuniones. Nos encanta que cuenten con nosotros para unos días tan especiales :)

 

Durante muchos años se ha intentado llevar a cabo un estilo cuidado y dedicado al esfuerzo de grupo y personal de cada uno. Intentamos que no se trate de un coro simple en el que la gente viene y va, sino de un grupo unido en el que nos esforzamos por la calidad de aquello que hacemos, siempre teniendo presente POR QUÉ Y PARA QUIÉN ESTAMOS. No estamos solos, nuestro trabajo viene regalado y guiado por aquel que nos ha encomendado esta misión, y que nos alienta domingo a domingo: nuestro Padre.

 

En la actualidad somos 26 integrantes, y sus directores son Javi y Lidia, que aprendieron de la mano de Mónica Hurtado, veterana en el coro y que tanto nos ha enseñado.

 

Quiero acabar dando las gracias a todas las personas que han pasado por "El Coro" durante todos estos años. El coro es lo que es hoy gracias a vuestro esfuerzo y dedicación. ¡Muchas gracias a todos!

 

Lidia Pérez

 

 

Misión:

Como tod@s sabéis, participamos en la eucaristía dominical de las 12:30 intentando siempre enriquecer la liturgia con nuestros cantos; cantos escogidos y ensayados con esmero y mimo para que nos ayuden a vivir y expresar la fe que compartimos y la fiesta que celebramos cada domingo. Asimismo, con igual cuidado y cariño, integramos el canto en las oraciones comunitarias que cada viernes se realizan en la capilla durante los tiempos litúrgicos de adviento y cuaresma, y en otras celebraciones dirigidas especialmente a los jóvenes de la parroquia, como por ejemplo, la vigilia para los confirmandos.

Este es, a grosso modo, el servicio que ofrecemos a toda la comunidad parroquial de Alboraya. Ello nos exige una preparación, no sólo en el aprendizaje y ensayo de los cantos, sino también en el conocimiento de la liturgia de la iglesia.


¿Y qué hacemos para conseguir todo esto? En primer lugar, siempre nos reunimos una hora antes de las celebraciones para ensayar los cantos que vamos a entonar y preparar convenientemente la celebración. Sabiendo cuál es nuestra función ministerial como coro parroquial, a saber, un servicio que ayuda a que la asamblea viva con mayor intensidad el misterio de Cristo, estamos constantemente buscando y aprendiendo cantos nuevos que aporten frescura y novedad (lo que nos lleva a necesitar más tiempo para aprenderlos y ensayarlos). No obstante, seguimos siempre unos criterios en la selección, ya que, no todos los cantos religiosos sirven para la celebración litúrgica, aunque sean muy bonitos. Para la liturgia, los cantos han de tener sentido comunitario, contenido bíblico-litúrgico, y han de servir de signos válidos para expresar la acción litúrgica. También, cuando elegimos los cantos de una celebración, tenemos en cuenta, ya sean nuevos o conocidos, quiénes los van a cantar, el tiempo litúrgico y en qué momento de la celebración se van a utilizar. Si queréis aprender un poquito sobre este último punto, os aconsejamos que leáis las portadas de las distintas secciones que hay en nuestro cantoral. Cuando lo renovamos, quisimos enriquecer a la comunidad con esas pequeñas introducciones catequéticas, para así poder vivir y compartir, en común-unión, el sentido y significado pleno del canto en la liturgia.

 


En segundo lugar, toda la formación que necesitamos para realizar plenamente este servicio, la recibimos cuando nos vamos de convivencia (una o dos veces al año). Los mismos miembros del coro preparamos talleres formativos que posteriormente explicamos a los demás, y así, nos ayudamos a crecer mutuamente. Por supuesto, en las convivencias también hay momentos lúdicos, de relax, de oración, de diversión… Por ejemplo, en la que hicimos en marzo (fuimos a Villarroya de los pinares), hubo tiempo para: un cine fórum; dos talleres formativos (“Música y liturgia” y “El ministerio del lector”); una oración nocturna; una excursión por el monte; una riquísima “torrà” a la brasa de productos autóctonos de Teruel; celebrar la eucaristía; charrar, vivir juntos, compartir; y como no, cantar y cantar.


En tercer lugar, pese a que el coro no sea en sí mismo un grupo con una entidad propia de crecimiento en la fe, intentamos vivir y compartir juntos aquello que más nos une: el canto y el servicio a la comunidad. El canto nos une como pequeño grupo. Cantar nos permite compartir numerosos momentos, repletos de gestos, signos y símbolos, que nos hacer crecer personal y comunitariamente como cristianos.


Por último, queremos agradeceros vuestra presencia, a toda la comunidad, ya que sin vosotros el coro no tendría razón de ser, sencillamente no existiría, y toda la riqueza que nos aporta no sería posible. Sinceramente, GRACIAS.

 

Artículo escrito por Mónica Hurtado para la revista "Caminant", Marzo 2009.

 


Integrantes:
 
Lidia P.
Irene I.   María D.
Javi M.
Javi F.   Raquel G.
Aina M. María G.
  Noelia M.
Alba A. Laura M.   Vicent P.
Alba L. Moisés V.   Paciencia M.
Álvaro S. Nacho A.  
Andrea C. Paqui M.  
Ramiro G.
Pepa M.  
Clara F. Rafa S.  



Nos encontramos en...